Contrafelicidad #ElDeclive

¿Qué implica que algo “nos haga felices”? ¿Sabemos lo que nos hace felices? ¿Nos damos cuenta cuándo estamos viviendo la felicidad y cuándo no? ¿Cómo se define la felicidad? ¿Se la puede pensar en términos relativos? ¿Conocemos lo feliz cuando vivimos lo angustiante? Todo es un misterio, pero el buen teatro motiva a hacernos ese tipo de preguntas.

”Pobres, porque no saben cuánto tiempo (de vida) les queda”, dice Nelly, y Susana le contesta que “¿Y qué tiene? Si lo están disfrutando”. Silencio. Sigue el silencio. Es largo el silencio. El declive aprovecha ese recurso para incomodar. Todo es tenso por momentos, sin que nadie diga nada. Y puede sentirse en toda la sala.

Un poco de todo eso pensé al ver la obra de Nelson Valente, genios si los hay. Pero a diferencia de otros trabajos suyos, en este me costó entrar un poco más: me interpeló diferente, a otro ritmo. Sin embargo, terminé igual de conmovida con la escena final. La última escena es abrumadora, caótica y contradictoria, casi como la felicidad.

Carla Bleiz

¿Te quedaste con ganas de ver la ficha de la obra?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s