Uno no elige lo que escribe

“Me acuerdo del día de 1966 en el que sacaron a Illia de la Casa Rosada acusado de ser una tortuga, pero no había desocupación, ni deuda externa y sí mucha libertad. Mucha. Tenía 31 años. Casi lloré ¡otro golpe militar! Lo reemplazaba Onganía, un general arrogante e inepto (…) No nos hace bien ocultar nuestro pasado. En cuanto a mí, hubiera preferido escribir sobre otro tema. Pero uno no elige lo que escribe”. Eso dice Ricardo Halac, autor de la obra Barrera baja.

El country, los resabios de la reciente dictadura, la militancia y el compromiso social, las organizaciones armadas, la pobreza y desigualdad, la superficialidad, el sexismo: todos son conceptos claves que pueden caracterizar a nuestros años 90. Y por ende, también a la obra de Ricardo Halac.

Barrera baja retrata una historia particular que pertenece a toda nuestra identidad colectiva. Cuestionarla, desmenuzarla, desdoblarla, y volverla a mirar para ver otras cosas: todo eso también permite el teatro.

Carla Bleiz

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s