Movimiento insistente: Salir de la caverna (Darío Sztajnszrajber)

Primero se ocuparon las gradas. Después quienes llegaban, o quienes estaban parados, empezaron a sentarse en el piso. Algunos fueron preparados con lonas y otros se desplomaron con lo puesto sobre el cemento caliente por el sol. Era un verano en el Konex, al aire libre, y con ganas de escuchar sobre filosofía.

Las clases abiertas de Darío Sztajnszrajber —él mismo hizo chistes sobre la catalogación de su espectáculo como “stand up”— son convocantes. Convocan cuerpos que se disciplinan para escuchar y participar al mismo tiempo que convocan subjetividades que se sienten interpeladas por su discurso. Por eso es una real convocatoria; es una fusión entre identificación, construcción narrativa y claridad argumentativa que de algún modo encuentra un anclaje en quien escucha.

En un encuentro en el que se habla de la filosofía como generadora de problematizaciones sobre lo instituido y de la angustia existencial, se ven personas sonreír y asentir con la cabeza a velocidad de milisegundos. Quizás lo placentero es sabernos perteneciendo a un grupo amplio con inquietudes en común, o quizás es el vernos en ese lugar abierto al público con tantas personas interesadas por escuchar sobre filosofÍa. Pero también, y sobre todo, es la importancia de que exista ese espacio de problematización por fuera de los círculos académicos tradicionales. ¿Cuál será esa nueva caverna de la que tenemos que salir?

 

Carla Bleiz

Imagen: Eva Luna

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s