Permanente #Luisa

La vida de Luisa quedó inmóvil, intacta, como una anécdota que vuelve a contarse una y otra vez, y en la que el placer está en esa repetición y deformación del relato vivido. La motivación de su presente es tan larga como lo que dure ese recuerdo.

La escenografía de Luisa también refleja esa inmovilidad. Sus vínculos están materializados en maniquíes que resisten al paso del tiempo, y que sólo pueden cambiar de lugar de la casa, pero son tan permanentes como su pasado.

Los maniquíes construyen su presente: citan, recuperan, imaginan y reponen el sentido de su vida. Dan motivos para las canciones bella música en vivo tiene la obra que enhebran y unen con alfileres los retazos de historias que duelen. Pero también son el motor para un nuevo hilar.

Es muy difícil sostener un unipersonal con tanta continuidad y ternura. Todos los elementos que se suceden son un mismo transcurrir. Ahora les pregunto a ustedes, ¿qué tiene que tener un buen unipersonal?

Carla Bleiz

Enterarme más de la obra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s