¿Cuánto depende del otro que lo amemos?

El teatro es una combinación de recursos que, cuando se hace explícita, libera una sonoridad distinta a cualquier expresión cultural. Gran parte de esa sonoridad se puede percibir en Esas cosas que se dicen y son tan extrañas, una obra simple, musical, poética, y con citas del libro La balada del café triste, de Carson McCullers.

Como Ring, la obra conceptualiza los vínculos amorosos, pero de un modo distinto: teniendo en cuenta todo el bagaje que traemos antes de conocer a alguien. Por eso la simpleza se complejiza a medida que transcurren los diálogos. Porque el amor casi nunca depende sólo de un otro, sino de nuestras propias experiencias y necesidades emocionales.

Ella se maldice por “desbarrancar por el abismo del amor imposible” y para él escribir hace que “las cosas parezcan otras”. En definitiva, esos son pedacitos de la subjetividad hablante que, aún compartiéndose con otro, florecen más que nunca.

Contexto: Obra que estuvo en Espacio 33 (Treinta y tres Orientales 1119, C.A.B.A).

Carla Bleiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s